Me encanta la F1, y esta vez he querido hablar de este deporte, pero dándole un enfoque diferente, un enfoque de marketing, es por eso que a este artículo le he llamado “El Circo de las Marcas”.

Siempre he sido un fanático de los autos y de la F1 en particular. Como mexicano, desde que Checo Pérez está teniendo una muy buena temporada, y ahora está en un posición increíble, muchos mexicanos, y me incluyo, nos hemos aficionado más a esto.

En este artículo lo quiero abordar desde el punto de vista de quienes nos dedicamos a las marcas, y desde la obervación de tantas marcas en juego. ¿Por qué lo he llamado el circo de las marcas?, porque creo que en ninguna industria y espectáculo, se ven tantas marcas jugandose tanto cada fin de semana, ante millones y millones de ojos en todo el mundo.

Podemos observar que coinciden 4 mundos de marcas al mismo tiempo: las de los equipos, que suelen ser constructores de autos, las de los fabricantes de los motores, las de los pilotos, y las marcas de los patrocinadores, todos con algo que les interesa y que buscan lograr. Como hemos dicho antes, cada una con una propuesta de valor que quieren hacerle llegar a sus audiencias para convencerlos de que sean sus clientes, sus fanáticos, o sus seguidores.

Aunque no seas fanático de la F1, pueden ser observadores de este fenómeno, donde se presentan las estrategias de todas estas marcas con mucha claridad.

Vamos a hablar primero de los equipos, de los que suelen ser constructores de autos. Entre ellos estan Mercedes, Ferrari, Renault, y algunas marcas muy famosas del mundo de la F1 como, McLaren o Williams, y aquí te puedes dar cuenta como esas marcas han utilizado diferentes estrategias para reposicionarse. Una que es muy evidente y ha sido muy exitosa, es Mercedes, que durante muchos años fue una marca que representaba un lujo poco accesible, un lujo más bien para gente mayor. Mercedes se dió cuenta que esa estrategia la hacia ser una marca más chica y marginal, y que la población jóven tambien cuenta con  recursos y buscan tambien lujo, entonces dijeron, ¿Cómo podemos ser una marca de lujo pero deportiva?. Por lo que, alguien pensó que participar en la F1 era una gran idea. Hoy en día lleva 7 años siendo campeón de la F1, y se ha posicionado como la marca de lujo más deportiva, al grado de que han cambiado sus diseños, y hoy son interesantes para un mercado mucho más amplio, de gente jóven que le gusta el lujo, pero tambien le gusta el desempeño deportivo.

El caso de Mercedes lo podemos contrastar con una marca como Renault que tiene un equipo en la F1, pero que no es una marca deportiva y esto no es parte de su propuesta de valor, además no estaban teniendo un buen desempeño, entonces, ¿Qué deciden hacer?, deciden retirar la marca Renault de la F1 y sustituirla por otra marca de la misma empresa que se llama Alpin. Alpin es una marca que tiene menos riesgo, que es del mundo de las carreras y con ella participan en la F1, pero con mucho menos riesgo para su marca madre (Renault).

Luego, están los fabricantes de motores como: Ferrari, Mercedes o Honda. Honda que es un fabricante de autos que todos conocemos, tiene tambien una etsrategia de autos deportivos (no tan exitosa), y decidieron que lo intentarían metiendose al mundo de la F1 pero no como un auto que corre, si no a través de su tecnología de motores. Entonces hoy, Honda es un proveedor de muchos de los equipos que vemos correr en la F1, y es ahí donde Honda transmite esa parte de su propuesta de valor, de motores muy fuertes, de muy buen desempeño. Años atrás  McLaren tuvo muchos problemas con estos motores, lo cual llamó la atención de los más altos directivos en Japón, quienes tuvieron que involucrarse personalmente para arreglar el desempeño de los motores Honda.

Luego está el mundo de los pilotos, los pilotos son marcas per se. México tiene una gran marca en Checo Peréz, que es un nombre que lleva a México a todo el mundo. Checo es una marca que tiene que cuidar como se maneja, ha tomado decisiones importanes, sobre qué escuderias o equipos quiere correr para ayudar a su causa. Lo mismo pasa con los demás pilotos, como Hamilton que está en los cuernos de la luna, el 6 veces campeón del mundo. O Verstappen, que es una marca muy jóven y europea, de un muchacho jóven que está cautivando al mundo con su estilo de manejo. Otro es Alonso, un hombre maduro, español que después de haber estado prácticamente en el retiro, como gran marca que es, fué llamado para regresar a la F1 y regresa a la F1 con mucha autoridad a ayudarle a las marcas que lo trajeron.

Finalmente están las marcas de los patrocinadores, como Red Bull o Telmex y Claro Video de Carlos Slim, que son los patrocinadores detrás de Checo Pérez, o por ejemplo algunas otras marcas que con tal de participar en este show, en este circo tan visible están dispuestas a lo que sea. UralChem, una marca de fertilizantes rusos, que tenía tantas ganas de participar en el mundo de la F1, y el dueño tiene un hijo que es piloto, y a través de un patrocinio muy importante de la marca Haas logra que su hijo participe.

Lo que es muy interesante, es ver cada domingo este circo, en donde las marcas están interactuando unas con otras, y decidiendo cuál va a ser la siguiente movida estratégica. Por ejemplo un piloto como Hamilton, que puede pensar que su tiempo en Mercedes ya pasó, y que tiene que empezar a posicionarse tal vez con alguna otra marca, ¿Con qué otra marca pudiera hacerlo?, ¿Lo puede hacer con McLaren que viene de subida?, ¿Estarían dispuestos a pagar lo que la marca Hamilton vale?.

Me llamó mucho la atención cuando Hamilton le hecha un piropo a través del sistema de comunicación de su casco a un competidor suyo, a Lando Norris, y lo felicita cuando lo revasa, el campeón del mundo felicitando a otra marca, me parece que es una jugada muy interesante.

Así todos los domingos podemos observar las estrategias que se van tejiendo, con cada vez mayor complejidad conforme la temporada va avanzando, y se acerca el momento donde hay que cambiar equipo, cambiar auto, cambiar patrocinador, y el circo se agita.

Para terminar, lo que quiero es invitarlos a ver la F1, aunque no seas fan, observa como se manejan los equipos, los pilotos, los patrocinadores, en ese gran circo de alto desempeño de las marcas.

Que gane Checo Peréz, y que siga teniendo un buen desempeño con Red Bull y con sus patrocinadores.

Rodolfo Rubio.